Noticias

Vacunas de nueva generación

Científicos de la Universidad de Copenhague investigan una nueva técnica para desarrollar nuevas vacunas no sólo contra enfermedades infecciosas sino también contra el cáncer y otras enfermedades crónicas con alergias, asma o patologías cardiovasculares.

Imitar a los virus para activar el sistema inmunitario
La idea del nuevo tipo de vacunas es imitar la estructura de un virus. Una vez creada la estructura de un virus, se emplea como plataforma sobre la cual se “colocan” partes inofensivas de la enfermedad contra la cual se quiere vacunar. Esto crea una estructura similar a la de un virus, que activa una señal de peligro en el organismo, haciendo que el sistema inmunitario se active para eliminar la amenaza, creando anticuerpos contra este supuesto “virus”. El sistema inmunitario produce a continuación anticuerpos contra esta enfermedad, un mecanismo que es difícil de activar por medio de las vacunas tradicionales. De este modo, cuando se produzca la enfermedad de forma natural, nuestro organismo habrá aprendido a identificar esta amenaza, atacándola.

La tecnología desarrollada puede “engañar” al sistema inmunitario para que ataque las células del propio organismo, lo cual es de utilidad para ciertas enfermedades como el cáncer, que no son causadas por organismos externos como bacterias o virus. El método es genérico, es decir, consta de por medio “bloques ensamblables” que pueden aplicarse a enfermedades que hasta ahora habíamos sido incapaces de combatir. El nuevo método también tiene un gran potencial para el desarrollo de vacunas baratas para países en vías de desarrollo: hasta ahora, las vacunas habían sido complicadas y caras de desarrollar y producir. Con esta nueva técnica, podrá en teoría crearse una vacuna barata y accesible contra enfermedades endémicas en países del tercer mundo como la malaria o la tuberculosis.