Articulos

¡Quiero ser donante de órganos!

Gracias a la donación de órganos y tejidos, cada donante puede ayudar hasta a 50 personas.

Un tema frecuente de reflexión es si hemos cumplido con todo de que nos habíamos propuesto en nuestra vida. Una forma de asegurarse de que se deja una herencia que puede ayudar a salvar las vidas de otras personas es hacerse donante de órganos.

Unos 5.000 españoles que se encontraban en lista de espera han recibido un órgano en 1998. Desde hace varios años, España es el país del mundo con mayor tasa de donación de órganos para trasplante, más de 32 personas por millón de habitantes, cerca de 1.500 donantes en 1998. A pesar de estos números tan optimistas, aún existen unas 6.000 personas que esperan un órgano que puede salvarles la vida. Y el porcentaje de muertes en lista de espera aún es elevado.

La actividad trasplantadora en nuestro país es elevada y los resultados en cuanto a supervivencia del órgano trasplantado y de la persona que ha recibido un órgano son mejores cada vez. Cuantos más órganos haya disponibles para el trasplante mayor será la supervivencia y de mayor calidad será la vida de las personas que se encuentran en la lista de espera.

¿Cómo puedo hacerme donante?

- Si tiene más de 18 años de edad, puede decidir ser donante de órganos simplemente firmando la tarjeta de donante de la Organización Nacional de Trasplantes.

- Lleve consigo siempre esta tarjeta.

- Haga partícipe de su decisión a familia y amigos para que sepan que usted es donante de órganos. Esto es importante porque la legislación española acepta la decisión negativa de la familia aún cuando usted tenga la tarjeta de donante.

¿Qué es la tarjeta de donante?

- Es el documento que demuestra la decisión tomada.

- NO COMPROMETE LEGALMENTE.

- Si cambia de opinión respecto a la donación, simplemente rómpala y dígaselo a sus familiares.

¿Qué representa la donación de órganos?

Una persona puede decidir la donación de partes de su cuerpo una vez haya muerto para ayudar a salvar las vidas de otras personas que tienen necesidad de los órganos donados. Los órganos que pueden ser donados son los riñones, el corazón, el hígado, los pulmones y el páncreas. También se pueden donar tejidos como las córneas, la piel, el hueso, el tímpano, el tejido conectivo, las válvulas cardíacas y los vasos sanguíneos.

¿Por qué es importante la donación?

Miles de personas sufren de enfermedades del corazón, hígado, riñón y otros órganos. Para muchas de ellas la única posibilidad de supervivencia a largo plazo es recibir un nuevo órgano por medio del trasplante. Miles de personas ciegas, con lesiones en las articulaciones o que han sufrido quemaduras pueden mejorar enormemente su calidad de vida gracias al trasplante de tejidos (córnea, hueso, piel). Gracias a la donación de órganos y tejidos, cada donante puede ayudar hasta a 50 personas.

¿Quién puede ser donante?

Según la Organización Nacional de Trasplantes, toda persona que en vida decida que después de su muerte sus órganos salven o mejoren la vida de otros, y haya trasmitido a sus familiares más directos dicha voluntad, para que sea respetada. Cuantos más donantes haya, mayor tranquilidad para tí y los tuyos, y para miles de personas que, como tú, hoy no necesitan un trasplante pero que en un futuro pueden llegar a necesitarlo. En la donación no hay frontera, te puedes encontrar en cualquiera de los "dos lados".

¿Cómo es el proceso de donación?

La extracción de órganos sólo se puede llevar a cabo en un Hospital, donde:

- Ha ocurrido el fallecimiento.

- Se realizan todas las comprobaciones de muerte cerebral marcadas por la Ley.

- El equipo médico valora que órganos son válidos para el trasplante.

- Se informa a la familia del proceso irreversible.

- Se solicita la autorización para efectuar la extracción de los órganos.

Imprimir el artículo